El monumento en conmemoración de la Segunda Guerra Mundial en Washington honra a los 16 millones que sirvieron y a los más de 400.000 que murieron en