Embajador Edward C. Prado

El 17 de enero de 2018, el presidente Trump propuso a Edward C. Prado como Embajador de los Estados Unidos en la República Argentina. Fue confirmado en el cargo por el Senado el 22 de marzo de 2018. Prado es un distinguido jurista federal que se desempeñó como juez de los Estados Unidos durante cerca de 35 años.

El embajador Prado llegó a la Argentina el 8 de mayo. Presentó sus cartas credenciales al ministro de Relaciones Exteriores Jorge Faurie el 9 de mayo, y ante el presidente Mauricio Macri el 16 de mayo.

Recientemente, ejerció como juez de apelación en la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos por el Quinto Circuito, con sede en San Antonio, Texas. Durante su mandato fue designado por el presidente de la Corte Suprema de los Estados Unidos para presidir la Comisión Revisora del Fuero Penal, la Comisión Directiva del Centro Judicial Federal, la Comisión de Servicios de Defensoría y la Comisión del Poder Judicial de la Conferencia Judicial de los Estados Unidos. Antes de desempeñarse en el Quinto Circuito, Prado prestó funciones durante 19 años como juez de distrito por el Distrito Oeste de Texas.

En ejercicio de sus funciones, Prado también participó de múltiples intercambios judiciales internacionales y de reuniones, programas y conferencias académicas sobre diversos temas jurídicos de importancia para el fortalecimiento de normas y sistemas legales en toda América Latina. El juez Prado visitó la Argentina y participó en programas centrados en la práctica legal y en los desafíos comunes que enfrentan tanto los Estados Unidos como la Argentina.

Con anterioridad a ocupar el cargo de juez, prestó servicios como fiscal federal del Distrito Oeste de Texas. Durante su mandato como fiscal federal, fue designado miembro de la Comisión Asesora del Procurador General. También se desempeñó como juez estatal de distrito, defensor público federal adjunto y fiscal de distrito adjunto en Texas.

El embajador Prado fue reservista del Ejército de los Estados Unidos durante el período 1972-1987 y se retiró con el grado de capitán. Se graduó y obtuvo un doctorado en Jurisprudencia en la Universidad de Texas, Austin. Tiene dominio fluido del idioma español. Está casado con María Prado y el matrimonio tiene un hijo.